fbpx
¿Qué es la Cultura Gnóstica?
12 julio, 2019
La Navidad: El Nacimiento del Cristo
20 diciembre, 2019
El Ego

El Ego

Solemos estar convencidos de que somos una única persona en nuestro interior. Que depende de los eventos de la vida como reaccionamos….ya que …. Simplemente “somos así”.

Sin embargo cuando se realiza un estudio profundo en la psiquis de un individuo, éste resulta múltiple en su psicología. Como si la suma de muchas personas convivieran dentro de sí, disputándose permanecer en el primer plano y negociándose el control de los sentidos, de la atención y de la consciencia.

Al leer estas líneas seguro el lector pudiera asumir que nos referimos a un individuo con un “desorden de personalidad múltiple”, pero en realidad nos referimos al individuo común.

Según los estudios de psicología gnóstica todo individuo es en mayor o menor grado “fragmentado” en su psicología.

Analicemos dos ejemplos para demostrarlo.

Imaginemos que un conductor de vehículo, conduce por la carretera y alcanza un “embotellamiento”. Este colapso de la carretera se debe a un gran accidente donde han fallecido las personas implicadas. Lo primero que se suele pensar es “¿Qué habrá pasado?”. Y luego de esto es común que el individuo sienta impaciencia, y que ésta impaciencia alcance a veces el límite de la desesperación, principalmente si está apurado porque llega tarde al trabajo.

Este embotellamiento es causado en realidad por la curiosidad, ya que el accidente no está bloqueando la vía, está a un lado de ella.

Así que nuestro conductor impaciente y desesperado por salir del embotellamiento continúa su lenta marcha hasta que llega al accidente. Hay un momento donde se olvida del trabajo y de su impaciencia, y enlenteciendo su vehículo aún más, satisface su curiosidad, provocando a su vez más embotellamiento.

¿Estamos seguros de que siempre somos la misma persona?

Segundo Ejemplo:

Pedrito se casa con Juanita y le profesa amor eterno. Al pasar de los años construyen una vida juntos, tienen hijos y todo parece ir muy bien. Un día Pedrito se comienza a sentir atraído por una compañera del trabajo. Al principio todo parece estar bajo control, pero al pasar de los meses, la atracción y el deseo se hacen insoportables hasta que comienzan una “aventura”.

Primera contradicción: Pedrito se siente culpable por su doble vida, pero a la vez incapaz de dejar a su amante. Cuando está en su casa se convence a sí mismo de dejar la aventura, pero una vez por fuera de su casa, en lo único que piensa es en ver a su amante.

¿Cuál de los dos es Pedrito, o es ambos?

Segunda contradicción: Al final Juanita descubre la aventura de Pedrito y le forma “el Show del Siglo”. Desde el primer instante del reclamo, Pedrito siente como si un rayo le hubiera partido en dos. El corazón se le comprime, le da taquicardia, y está en “Shoc”, tal vez pensando “Perdí mi casa, mi carro, mi esposa se volverá a casar y tendré que compartir mis hijos con algún hombre más grande, fuerte, y lindo que yo, quedé en la calle, lo perdí todo”. Es entonces cuando termina con la aventura y durante los próximos 3 meses le llora a Juanita verdaderamente arrepentido, que fue un tonto y que ella es la única a la que siempre amó.

Análisis

  • ¿Cómo se puede estar haciendo algo que entendemos incorrecto o de posibles consecuencias catastróficas pero por otra parte sin la fuerza para dejarlo?

(Esto aplica también para cualquier vicio)

  • Aparentemente el Pedrito verdaderamente arrepentido es el mismo que cuando estaba en plena conquista romántica… ¿pero realmente será el mismo?

Obviamente dos aspectos contrarios no pueden ser el mismo aspecto.

Así es que la Cultura Gnóstica en base al reconocimiento de los pensamientos, emociones, acciones e instintos que fluyen desde el área inconsciente a la consciente y viceversa, llega la conclusión que el ser humano es “Múltiple en su psicología”.

Cada aspecto psicológico que tiene su propia forma de pensar, sentir y actuar, le llamamos “Ego”.

Así es que afirmamos que tenemos muchos “egos”, cada uno negociando por lograr permanecer en el aspecto consciente por más tiempo.

Puede parecer una locura, sin embargo un meditador experto puede escucharles conversar en planos subconscientes y comprobarlo “con sus propios ojos”.

La forma concreta querido lector, en que usted puede verificar esto por sí mismo de forma sencilla, es aprender la técnica de la “Auto-Observación”.

Técnica de la Auto-Observación

Consiste en relacionarnos con normalidad con nuestra familia, en la sociedad, en nuestro trabajo, etc. Y al mismo tiempo observar nuestras emociones, pensamientos y actitudes.

De esta manera el individuo empieza a descubrir en sí mismo, a ciertos elementos que le hacen daño, como la ira, la codicia, los celos, el deseo por el mal ajeno etc. Es entonces cuando descubrimos que no somos tan santos como creíamos, ya que existían elementos sutiles de gran perversidad, y que aunque mantengamos una vida ejemplar, no cambiamos lo que en realidad somos en nuestro interior.

Uno de los objetivos de la Cultura Gnóstica es enseñar a descubrir quienes somos en verdad. “Dicen que soldado avisado no muere en guerra”. Así por ejemplo en el ejemplo de Pedrito, él pudiera haber encontrado su lujuria antes de quedar atrapado por ella. O en el primer ejemplo, nuestro conductor se habría preguntado….¿por qué me estreso si con estresarme no hago volar este coche encima de los otros? ¿Acaso con estresarme voy a llegar antes?….

Existe dentro de cada individuo una “luz interior”…. La consciencia.

La Cultura Gnóstica enseña a crear un “centro de gravedad” en la consciencia, desplazando a los contradictorios “egos”, permitiendo así que la persona sea su mejor versión. A su vez liberándole de los aspectos que sin ser consciente le tienen sometido, generando esto un impacto positivo en todos quienes le rodean y en sí mismo.

Así es que la Cultura Gnóstica lleva luz donde solo hay tinieblas. Es por esto que le invitamos a profundizar en estos estudios, para realizar un cambio positivo en su vida, un cambio que sea perenne a la muerte.

Comments are closed.

Donación