fbpx

La Verdadera Magia

En nuestro mundo actual, estamos acostumbrados a concebir la magia como un entretenimiento, confundimos la magia con los trucos o actos de ilusionismo que un “mago” nos presenta. Sabemos que esos trucos engañan a nuestros sentidos, pero lo aceptamos, ya que lo consideramos pura diversión, un juego, algo para pasar el rato. Esta concepción significa una gran paradoja, porque la magia es justamente lo contrario a la ilusión, ya que implica abrir los ojos para ver más allá de lo que comúnmente vemos. La verdadera magia es un arte inherente al ser humano, a su propia naturaleza como tal.

El ejercicio de la magia implica agudizar los sentidos físicos y despertar facultades internas adormecidas para vivir y sentir con intensidad los fenómenos que pertenecen a la naturaleza. Ya que el hombre está llamado a ser el Rey de la Naturaleza, a dominarla. Pero solamente cuando sea capaz de dominar su propia naturaleza interior, podrá dominar a la naturaleza exterior. 

“La magia es el arte de influir conscientemente sobre los fenómenos de la naturaleza actuando desde el mundo interior. La Lógica Superior y la Ciencia Objetiva son los fundamentos de la magia.

Es triste ver como esta Ars Magna ha sido a tal grado profanada y desprestigiada en estos últimos siglos, que todo lo que hoy en día se asocia a dicha palabra (magia), nada tiene que ver con su verdadero fin y significado.

La Magia de los antiguos filósofos herméticos, fue siempre un derecho legítimo del Hombre Consciente. “Buscad el Reino de Dios y todo lo demás se os dará por añadidura”. La “añadidura” son todos los poderes y dones que el Eterno Padre Cósmico Co­mún concede a sus Hijos Perfectos.”

Samael Aun Weor

El mago

El Mago

Un mago, es un hombre o una mujer que ejerce la magia, y que conoce la magia verdadera. Aquella que existe por sí misma en la naturaleza, en el cosmos, y en el micro cosmos hombre. Este mago, necesita de una preparación especial, para que en él se exprese el verdadero Mago que es el Real Ser de cada uno de nosotros. 

El Real Ser aguarda en las profundidades de nosotros mismos el momento en que la humana persona se despoje de todo lo ilusorio, de los defectos, egoísmos, maldades. Para poder resurgir como el Ave Fénix de los antiguos tiempos y hacerse aún más poderoso que antes.

El camino para llegar a tan grande objetivo, es el del auto conocimiento. Necesitamos vernos a nosotros mismos para eliminar todo lo que nos sobra, así como Miguel Ángel quitaba del mármol lo que estaba de más para que surja la obra de arte. Así es necesario quitarnos todo lo negativo, que nos pesa y nos causa dolor, para que actúe a través nuestro el Real Ser.

“En los Evangelios encontramos numerosos pasajes de ciencia mágica: ¿Acaso los hechos de Moisés no son obra de un gran Mago…? ¿Y Jesús caminando sobre las aguas…? ¿Y la multiplicación de los peces y los panes…? ¿Y la resurrección de Lázaro…? En fin, en su progreso hacia el saber, el Mago comprende las Leyes que gobiernan el Orden Universal y al Micro-Cosmos Hombre; como un científico del Altísimo opera en el laboratorio de la Naturaleza siempre de acuerdo a la Gran Ley Divina.

…La primera lección del Camino, consiste en comprender que el auténtico Mago es el Intimo que mora en secreto en las profundidades de nuestro Ser. Sólo Él tiene todos los poderes que maravillan. El silencio es la coraza del Mago; la humildad su gran virtud.”

Samael Aun Weor

Atrévete a descubrir la verdadera magia que existe en ti. Comienza a conocerte a ti mismo para que un día surja con ímpetu el Mago, tu verdadero Ser.

 

1 mayo, 2020
La verdadera magia

La Verdadera Magia

La magia es inherente al ser humano y a su naturaleza como tal. La verdadera magia nada tiene que ver con los trucos ya que ella implica ver más allá...
Donación